jueves, 22 de abril de 2010

REESA informa de que el expediente de la Autopista Eléctrica sigue su curso mientras nuestros alcaldes actúan como si la Autopista Eléctrica fuera ya un hecho consumado

Pilonas de la antigua Aragón-Cazaril, que pretenden ser utilizadas por REESA para la actual Peñalba-Monzón-Isona, en las proximidades de Pueyo de Marguillén y La Puebla del Mon (foto: http:pueyo.wordpress.com)

Conocíamos ayer  a través del Diario del Altoaragón los pobres (por decirlo suavemente) resultados de la reunión de nuestros alcaldes con representantes de REESA este martes pasado en Lleida. Según este medio (ya que, siguiendo con la política de desinformación habitual, no contamos con datos de primera mano de nuestros ediles), REESA no ofreció apenas nueva información acerca del estado de su proyecto de Autopista Eléctrica Peñalba-Monzón-Isona, más allá de confirmar que sigue adelante su expediente y que el gran número de alegaciones recibidas está ralentizando el proceso hasta el punto de que, según la opinión del alcalde de Benabarre, no parece posible que a finales de este año, como tenía previsto REESA, se pueda ya saber cuál de las numerosas alternativas que planteaban en su proyecto será la definitivamente elegida.
Os invitamos, en fin, a que leáis con atención la noticia (http://www.diariodelaltoaragon.es) pues, desde nuestro punto de vista, es mucho lo que puede inferirse de una detenida lectura entre líneas.
Por nuestra parte, aunque no queremos ahora, para no repetirnos en exceso, volver a entrar de nuevo en las cuestiones que ya planteábamos el pasado lunes cuando os avisábamos de la citada reunión de los alcaldes con REESA, no podemos evitar sin embargo apuntar de nuevo una serie preocupaciones que surgen al leer esta noticia:
  1. ¿Cómo es posible  plantear, como hace REESA y el titular del periódico, que se va a elegir el trazado con menor impacto (sic) así como quien presupone que alguno de los presentados (véase el mapa adjunto), no supone en sí un auténtico desastre medioambiental, económico y social (por mucho que sea objetivamente el de "menor impacto")?
  2. Si las Cortes de Aragón y la DPH se han opuesto unánimente al proyecto de REESA añadiendo explícitamente en sus resoluciones que no apoyarían infraestructuras de este tipo que fueran insostenibles social y medioambientalmente, ¿cómo puede ser que nuestros alcaldes, como se puede inferir de sus declaraciones, no lleven a su reunión con REESA una postura de absoluto e incondicional rechazo contra el proyecto de la Autopista Eléctrica, una megaestructura de transporte eléctrico de 400 KV que no es sostenible ni siquiera económicamente? Es más, ¿cómo se puede hablar, como así parece que lo hacen en sus declaraciones, como si dieran la Autopista Eléctrica como un hecho consumado e inevitable?, ¿les falta coraje o es que están ya preparando el discurso del "donde dije digo digo Diego"?, ¿es que consideran que puede haber una posibilidad de trazado que no resulte insostenible social y medioambientalmente y se aprestan a negociar?, ¿por eso prefieren no contar con nosotros, conociendo nuestro compromiso de no aceptar alternativas ni compensaciones para no dividirnos y no perjudicar a ninguno de los posibles pueblos afectados?
  3. ¿Cómo se puede proponer, como al parecer hizo la alcaldesa de Graus, una nueva futura reunión con REESA con la presencia de representantes del Ministerio de Industria y las consejerías de Industria del Gobierno de Aragón y la Generalitat, ignorando de nuevo a la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica, en la que estamos integrados los afectados reales, personas de carne y hueso, con hijos y nietos, que vamos a ser condenados a vivir bajo los cables asesinos de REESA para alimentar sus arcas a costa de nuestra salud y el futuro de nuestros pueblos? ¿Por qué estamos de sobra?, ¿será que nos falta o que nos sobra razón?, ¿será que nuestra razón pesa muy poquito en las urnas y la de REESA demasiado en los bolsillos?
Coneixíem ahir a través del Diario del Altoaragón els pobres (per dir-ho suaument) resultats de la reunió dels nostres alcaldes amb representants de REESA aquest dimarts passat a Lleida. Segons aquest migjà (ja que, continuant seguint amb la política de desinformació habitual, no comptem amb dades de primera mà dels nostres edils), REESA no va oferir gairebé cap nova informació sobre l'estat del seu projecte d'Autopista Elèctrica Peñalba-Monzón-Isona, més enllà de confirmar que segueix endavant el seu expedient i que el gran nombre d'al·legacions rebudes està alentint el procés fins al punt que, segons l'opinió de l'alcalde de Benabarre, no sembla possible que a finals d'aquest any, com tenia previst REESA, ja es pugui saber quin de les nombroses alternatives que plantejaven en el seu projecte serà la definitivament elegida.
Us convidem, doncs, que llegiu amb atenció la notícia (http://www.diariodelaltoaragon.es) ja que, des del nostre punt de vista, és molt se'n pot treure d'una detinguda lectura entre línies.
Per part nostra, encara que no volem ara, per no repetir-nos en excés, tornar a entrar de nou en les qüestions que ja plantejàvem el dilluns passat quan us avisàvem de l'esmentada reunió dels alcaldes amb REESA, no podem evitar tanmateix apuntar de nou una sèrie de preocupacions que sorgeixen en llegir aquesta notícia:
  1. Com és possible plantejar, com fa REESA i el titular del diari, que s'elegirà el traçat amb menor impacte (sic) així com que pressuposa que algun dels presentats (vegi's el mapa adjunt), no suposa per si mateix un autèntic desastre mediambiental, econòmic i social (per molt que sigui objectivament el de "menor impacte")?
  2. Si les Corts d'Aragó i la DPH s'han oposat unánimente al projecte de REESA afegint explícitament en les seves resolucions que no recolzarien infraestructures d'aquest tipus que fossin insostenibles socialment i mediambientalment, com pot ser que els nostres alcaldes, com es pot deduir de les seves declaracions, no portin a la seva reunió amb REESA una postura d'absolut i incondicional rebuig contra el projecte de l'Autopista Elèctrica, una megaestructura de transport elèctric de 400 KV que no és sostenible ni tan sols econòmicament? És més, com es pot parlar, com així sembla que ho fan en les seves declaracions, com si donessin l'Autopista Elèctrica com un fet consumat i inevitable?, els falta coratge o és que estan preparant ja el discurs del "donde dije digo, digo Diego"?, és que consideren que hi pot haver una possibilitat de traçat que no resulti insostenible socialment i mediambientalment i s'apressen a negociar?, per això prefereixen no comptar amb nosaltres, coneixent el nostre compromís de no acceptar alternatives ni compensacions per no dividir-nos i no perjudicar cap dels possibles pobles afectats?
  3. Com es pot proposar, com pel que sembla va fer l'alcaldessa de Graus, una nova futura reunió amb REESA amb la presència de representants del Ministeri d'Indústria i les conselleries d'Indústria del Govern d'Aragó i la Generalitat, ignorant de nou a la Plataforma Unitària contra l'Autopista Elèctrica, en la qual hi ha integrats els afectats reals, persones de carn i os, amb fills i néts, que serem condemnats a viure sota els cables assassins de REESA per alimentar les seves arques a costa de la nostra salut i el futur dels nostres pobles? Per què estem de més?, serà que ens falta o que ens sobra raó?, serà que la nostra raó pesa molt poquet a les urnes i la de REESA massa a les butxaques?
  
Esquema de las alternativas propuestas por REESA para la Autopista Eléctrica Peñalba-Monzón-Isona
(haz click en la imagen para ampliarla)

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada