domingo, 6 de septiembre de 2015

"Réquiem por Europa", por J. Feria

http://www.visualtherapyonline.com/?p=24864

Nuestro compañero, Pepe Feria, portavoz de nuestra Plataforma en el Pallars, nos remite el siguiente poema contra la Europa de los Mercaderes, que no podemos dejar de publicar en estos días aciagos.

http://www.visualtherapyonline.com/?p=24864

El nostre company, Pepe Feria, portaveu de la nostra Plataforma en el Pallars, ens remet el següent poema contra l'Europa dels Mercaders, que no podem deixar de publicar en aquests dies infausts.

RÉQUIEM POR EUROPA

Tocan campanas,
suenan a muerte,
yo te compongo,
¡oh, Europa!,
este réquiem.
Ayer joven y altanera,
comerciante y guerrera,
descubridora y conquistadora,
dueña de medio mundo
que hacia temblar el planeta.
¡Oh, Europa!,
¿qué ha sido de ti?,
hija de dioses.
El Becerro de Oro
es tu único Dios verdadero.
Mira en qué te has convertido,
en una vieja, lasciva prostituta
que arrastra sus suntuosos vestidos
de glorioso y siniestro pasado.
Tu arrugada cara llena de pringue,
a rebosar de potingue,
que mal disimulan
tu triste figura.
Tus vidriosos ojos repintados
ocultan el alcohol, las drogas y el vicio.
Tu sonrisa falsa, tu voz hueca,
llena de palabrería y verborrea,
mientras refriegas tu impúdico sexo,
mal curado de gonorrea,
por la cara de tus clientes habituales.
¿Qué ha sido de ti, vieja ramera?
De perdida mirada altanera,
de falso orgullo envidiosa y vanidosa,
mezquina y embustera,
mientras el todo poderoso
Imperio del Norte,
tu hijo predilecto,
bravucón y pendenciero,
ejerce de bucanero
por todo el mundo entero,
financiando ejércitos mercenarios,
promoviendo y protegiendo
gobiernos tiranos,
arrasando y destruyendo
culturas milenarias,
pueblos enteros.
Tú maldices y reniegas,
escupes falsas promesas
luciendo en tus manos, dedos,
cuello, pies y cuerpo
alhajas, joyas, oro y diamantes,
¡diamantes de sangre!
Has convertido a la antes gloriosa
y revolucionaria clase obrera,
que alzó barricadas,
construyó esperanzas,
forjó utópicas Arcadias,
levantó banderas de solidaridad e igualdad,
fraternidad y libertad,
en tu fiel perro servidor,
en tu vasallo más rastrero,
que lame tus úlceras,
limpia tus vómitos,
heces y mocos
enseñando los dientes
a los nuevos esclavos,
esclavos venidos de África o de Oriente.
No tienes nunca suficiente,
siempre ávida, siempre sedienta.
Yo te maldigo, vieja Europa,
que has de morir matando.
Ese es tu sino, tu porvenir cercano.
¡Alzaos, levantaos, revelaos!,
esclavos de las Américas,
de la ancestral África,
del lejano Oriente,
vuestro es el futuro,
no esperéis nada
de la vieja Europa,
nada puede daros
que no sea hambre,
terror y muerte. Nada tenéis que perder,
solo las cadenas, de este “Mundo Feliz”
que huele a cementerios.

J. Feria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada