miércoles, 5 de junio de 2013

Campaña de foto-denuncia del impacto estético-paisajístico de las viejas torres de la Aragón-Cazaril

Cinco de las torres de la Aragón-Cazaril, que Red Eléctrica de España quiere reaprovechar para su nuevo proyecto Peñalba-El Arnero-Isona, por la zona más alta de la Sierra de la Carrodilla (Huesca), incumpliendo las directrices de Ordenación Territorial del Pirineo. Foto: Álex Serrano.
Siguiendo con la reflexión que iniciábamos en el anterior post, un compañero de nuestra Plataforma nos ha recordado el interesante informe que en su día, y en relación con el anterior intento de Red Eléctrica de España de construir una Autopista Eléctrica por nuestro territorio (el proyecto Graus-Sallente, anulado por sentencia del Tribunal Supremo), elaboró Pedro Costa Morata (del que ya os hemos hablado con anterioridad en este blog). En él abordaba (algo realmente novedoso en aquella época) el problema del impacto estético-paisajístico de una línea de estas características.
Como, por desgracia, seguimos sin haber podido recuperar aún nuestra web histórica de la Coordinadora contra líneas de alta tensión e instalaciones de transformación (que como os dijimos fue borrada de manera arbitraria) y, por tanto, han quedado inactivos los enlaces que dirigían a los numerosos archivos en ella depositados, recogemos al pie de este post el apartado del citado informe, cuyas conclusiones seguimos considerando totalmente válidas, además de valientes en la medida en que vienen a reclamar el derecho al paisaje y al medio ambiente en la línea que siempre hemos defendido en esta plataforma.
Por otra parte, hemos considerado que sería una buena idea preparar una exposición con el abundante material fotográfico sobre el impacto estético-paisajístico de las viejas torres de la Aragón-Cazaril, cuyo mantenimiento en pie roza la ilegalidad y, en cualquier caso, resulta absolutamente antiético, tal como defendíamos en nuestro anterior post.
No obstante, antes de que demos forma a esta acción, con la que querríamos denunciar públicamente este grave e inaceptable problema, haciéndolo visible y trasladándolo así a la opinión pública, hemos pensado que sería una buena idea que, quienes así lo deseéis, nos remitáis fotos del impacto paisajístico que causan las torres de la Aragón-Cazaril en vuestras poblaciones o su entorno. Podéis hacerlo al mail bozalongo arroba hotmail punto com. Por nuestra parte, las iremos publicando en este blog de manera previa a su exposición pública.
Os dejamos con el citado texto de Pedro Costa.

Seguint amb la reflexió que iniciàvem en l'anterior post, un company de la nostra Plataforma ens ha recordat l'interessant informe que en el seu moment, i en relació amb l'anterior intent de Red Eléctrica de España de construir una Autopista Elèctrica pel nostre territori (el projecte Graus-Sallente, anul·lat per sentència del Tribunal Suprem), va elaborar Pedro Costa Morata (del que ja us hem parlat amb anterioritat en aquest blog). En ell abordava (cosa realment nou en aquella època) el problema de l'impacte estètic-paisatgístic d'una línia d'aquestes característiques.
Com, per desgràcia, seguim sense haver pogut recuperar encara nostra web històrica de la
Coordinadora contra línies d'alta tensió i instal·lacions de transformació (que com us vam dir va ser esborrada de manera arbitrària) i, per tant, han quedat inactius els enllaços que dirigien als nombrosos arxius en ella dipositats, recollim al peu d'aquest post l'apartat del citat informe, les conclusions del qual seguim considerant totalment vàlides, a més de valentes en la mesura en què vénen a reclamar el dret al paisatge i al medi ambient en la línia que sempre hem defensat en aquesta plataforma.
D'altra banda, hem considerat que seria una bona idea preparar una exposició amb l'abundant material fotogràfic sobre l'impacte estètic-paisatgístic de les velles torres de l'Aragón-Cazaril, el manteniment de les quals en peus frega la il·legalitat i, en qualsevol cas, resulta absolutament antiètic, tal com defensàvem en el nostre anterior post.
No obstant això, abans que donem forma a aquesta acció, amb la qual voldríem denunciar públicament aquest greu i inacceptable problema, fent-ho visible i traslladant-ho així a l'opinió pública, hem pensat que seria una bona idea que, els qui així ho desitgeu, ens remeteu fotos de l'impacte paisatgístic que causen les torres de l'Aragón-Cazaril en les vostres poblacions o el seu entorn. Podeu fer-ho al mail bozalongo arrova hotmail punt com. Per la nostra banda, les anirem publicant en aquest blog de manera prèvia a la seva exposició pública.
Us deixem amb el citat text de Pedro Costa.


INFORME SOBRE LA LÍNEA DE ALTA TENSIÓN "UNIÓN LÍNEA ARAGÓN-CAZARIL CON LÍNEA SENTMENAT-SALLENTE" EN El TRAMO QUE AFECTA AL MUNICIPIO DE TOLVA (HUESCA)

1. Torres metálicas de celosía de 50 m. de altura y con anchura máxima de 50/75 m2 suponen una "injerencia" paisajística demoledora en cualquier medio natural,, tanto si es de predominio forestal como si es de tipo árido y despejado; por diferentes motivos, su presencia contrastará duramente con el entorno, ya que no presenta posibilidad alguna de ""camuflaje" o adaptación al medio (no hay ninguna posibilidad, en todo caso, en la LAT considerada).

[...]
2.3. El impacto estético-paisajístico
Debido a las dimensiones de la LAT estudiada y teniendo en cuenta el medio natural y la tipología del paisaje atravesado en el municipio de Tolva, consideramos que el más notable impacto de los presentados por esta línea se refiere al paisaje y a consideraciones de tipo estético. Hemos de advertir, ante todo, que el aprecio del paisaje, aun pareciendo que adolece de cierta "novedad" ambiental, ya que viene a suceder a preocupaciones más convencionales sobre daños en flora, fauna o espacios de interés natural, corresponde en realidad a sentimientos y aspiraciones muy profundos y arraigados en el alma humana, y de ahí que se haya de prestar la máximo atención a su expresión con motivo de conflictos de la índole del que nos ocupa.
Aunque existen técnicas y metodológicas que describen, analizan, valoran y cuantifican un paisaje dado, siempre hay que dar un margen amplio a la subjetividad en su apreciación, así como a la forma en que se expresa y los argumentos que se exhiben. Podemos destacar estos elementos en cuanto a la consideración del impacto paisajístico de la LAT que nos ocupa:
1. Torres metálicas de celosía de 50 m. de altura y con anchura máxima de 50/75 m2 suponen una "injerencia" paisajística demoledora en cualquier medio natural,, tanto si es de predominio forestal como si es de tipo árido y despejado; por diferentes motivos, su presencia contrastará duramente con el entorno, ya que no presenta posibilidad alguna de ""camuflaje" o adaptación al medio (no hay ninguna posibilidad, en todo caso, en la LAT considerada).
2. La presencia de una LAT de dimensiones tan notables impone un cambio drástico en la percepción ordinaria de los habitantes de la zona, según sea elgrado y tipo de sus preferencias o sensibilidades, pero que no dejará a nadie indiferente.
3. los estudiosos del "paisaje transformado"' subrayan la importancia de las pérdidas sufridas en la memoria histórico-paisajística de los habitantes de una zona afectada, ya que a la alteración radical en la percepción tradicional hay que añadir la interiorización en su propia naturaleza, que suele ser traumática: recuerdos, herencias, sentimientos...
4. El impacto paisajístico es también el marco de consideración pertinente al señalar que los bienes de interés histórico-artístico o cultural en general (iglesias, ermitas, arquitectura popular, etc.) en cuyas cercanías se tienda una LAT sufren en si mismos y en el aprecio de los habitantes próximos o visitantes. Quiere esto decir que un bien de este tipo, siempre relacionado con la historia, las tradiciones o el fervor popular, sufre en su valor global -artístico, moral- por la mera presencia de un elemento artificial tan extraño y agresivo como una LAT. Y naturalmente, esta pérdida ha de añadirse a la desolación de los habitantes del lugar, acostumbrados a disfrutar esos bienes en su marco natural tradicional.
El aprecio por un paisaje propio, inmutable o muy lentamente evoluciona- do, pertenece a la más íntima profundidad de los sentimientos humanos, y por eso cuando se expresa en respuesta a cambios contundentes, mensurables e indiscutibles merecen la máxima atención y consideración, tanto por los causantes directos de esa alteración (que se impone con pretextos que nunca van a ser aceptables al enfrentarse a la esfera de los sentimientos) como por los que la autorizan y respaldan.
En este sentido, pueblos corno Tolva han de poner en el futuro esperanzas y posibilidades de resurgimiento como alternativa, precisamente, al excesivo castigo que sufren las zonas densamente urbanizadas o afectadas por la explotación industrial o turística. No es aceptable, bajo estas consideraciones, que se perjudique y niegue un futuro posible a quienes han sido abandonados en el pasado y aun hoy mismo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada